Inicio de sesión del médico
Fundación de Croma-Pharma

En 1976, un matrimonio de farmacéuticos, Karin y Gerhard Prinz, fundó Croma en Viena. 

En un principio, la empresa se centró en la explotación nacional de registro, importación y distribución de productos y medicamentos no registrados en Austria.

El objetivo era avanzar en el desarrollo de productos farmacéuticos innovadores y hacerlos más accesibles para los pacientes.

La década de los 70
El comienzo en la oftalmología

En la década de los 80, se obtuvieron las licencias de las exitosas sustancias activas para el tratamiento del glaucoma.

Posteriormente, la empresa amplió su cartera en el segmento oftalmológico (cuidado de los ojos).

Comenzaron a vender lentes intraoculares (LIO) y a fabricar ampollas viscoelásticas para utilizar en la cirugía de cataratas.

La década de los 80
Fabricación propia

Croma obtuvo certificación como uno de los primeros fabricantes de productos medicinales en Austria.

Debido a la creciente demanda, la empresa se trasladó a su recién construida fábrica totalmente automatizada en Leobendorf, cerca de Viena.

Esto supuso un hito para el exitoso futuro de la empresa familiar.

Durante las dos décadas siguientes, se fabricaron más de 40 millones de jeringas.

La década de los 90
Nuevas áreas de negocio: ortopedia y estética

Junto con el crecimiento constante de la empresa, en Croma comenzaron a investigar y desarrollar sus propios productos. En el año 2002, se fabricaron las primeras ampollas viscoelásticas para el tratamiento de la artrosis. Después surgieron más segmentos.

Tras la fundación de las primeras filiales en el extranjero en 2007, se adquirió la empresa suiza Xcelens®. Poco después, Croma se hizo cargo del fabricante francés Cornéal®.

Estas inversiones ayudaron a Croma a ampliar significativamente su cartera de productos internacionales en el segmento oftalmológico.

La cartera también se amplió gracias al segmento de estética dermatológica. Se creó de forma exitosa la marca premium Princess®. Jeringas de ácido hialurónico que se utilizaron para tratamientos de belleza mínimamente invasivos con apenas dolor. Se convirtieron en una tendencia internacional, reconocida desde un principio, siendo la actividad principal durante los años siguientes. Junto con Bausch & Lomb, Croma distribuyó el innovador agente anti-inflamatorio sin esteroideos Yellox®. A medida que pasaron los años, Yellox® se convirtió en un éxito de ventas internacional. Como parte de una nueva orientación estratégica global, se centró la atención en tratamientos estéticos mínimamente invasivos. Croma vendió su cartera de productos de los segmentos de oftalmología y ortopedia a Valeant Pharmaceuticals. Croma sigue operando como productor de ácido hialurónico dentro de estos segmentos.

La década de los 2000
Croma hoy en día

Se finalizó la nueva sede de la empresa en Leobendorf.

Esta nueva ubicación puede alojar uno de los sistemas de llenado automático de jeringas más modernos del mundo y más de 6.000 m2 de espacio de trabajo y oficinas. 

Con alrededor de 350 empleados y 12 filiales en Australia, Brasil, Canadá, la Unión Europea y Suiza, Croma es una de las empresas farmacéuticas más exitosas de Austria.

Actualidad